VRGoZo

Urgozo Iturriko Txirrindulari Elkartea

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Actividades del club Cicloturismo TU BICICLETA TE PUEDE LESIONAR

TU BICICLETA TE PUEDE LESIONAR

El domingo fue un día horrible. Después de varias semanas en las que el balonmano había sustituido a la bicicleta en nuestros ratos de ocio, decidimos salir a rodar unos kilómetros. No se me ocurrió otra cosa que estrenar ese mismo día nuevas zapatillas de una marca italiana que no me apetece promocionar (por los 194 euros que me soplaron). Tras 70 kilómetros tuve que echar pie a tierra en lo que se convirtió en una auténtica tortura de ruta. Decidí entonces hablar con mi fisioterapeuta, Natxo Corral, al cual tengo más que aburrido con mis continuas consultas, pero al que agradezco enormemente su interés y dedicación a esta causa perdida. Mi cuestión radicaba sobre la importancia del material deportivo en la generación de lesiones.

Me comentaba que existen numerosos estudios, ajenos a los meramente comerciales, que inciden en la importancia de elegir el equipamiento adecuado en la práctica deportiva. La idoneidad del mismo puede condicionar, especialmente en deportistas de alto nivel, no sólo su rendimiento sino también la aparición de lesiones.

Todos somos concientes de la saturación existente en el mercado respecto a este tipo de productos lo cuál, pese a las ventajas de disponer de un amplio catálogo, nos plantea serias dudas especialmente en cuanto a la relación calidad/precio. En este artículo, se va a intentar establecer unas pautas básicas para diferenciar y escoger conforme a nuestras necesidades.

Es evidente que cualquier tipo de equipamiento puede ofrecer ciertas ventajas sin embargo, nos vamos a centrar en los elementos que pueden ocasionar problemas de cierta importancia en caso de elegir de manera inadecuada como es el caso del calzado.

En el ciclismo que es nuestro caso existen además existe otros tipos de equipamientos ajenos al calzado que pueden causar problemas:

a) Altura del sillín:

- El sillín se coloca a la altura de la cadera estando de pie al lado de la bici.

- Sentado, se apoya el talón del pie en el pedal y la rodilla debe quedar completamente extendida en el punto más bajo de la rotación. Durante el pedaleo, la rodilla no llega a estar totalmente extendida.

b) Altura del manillar:

- Cuanto más bajo este el manillar, más tensión soportará la zona lumbar y el cuello.

- La altura ideal para cada persona es variable, en función de las sensaciones de la misma.

c) Distancia del sillín al manillar

- La distancia entre sillín y el manillar está en función de la longitud del tronco del ciclista, aunque se puede utilizar como medida estándar la distancia desde el codo hasta la punta de los dedos con la mano extendida.

d) Problemas más habituales:

- Sillín demasiado bajo: Puede ocasionar molestias o dolor en la parte anterior de la rodilla. Al forzar una mayor flexión, se produce una mayor tensión en la rótula (tendinosis rotuliana).

- Sillín demasiado alto: Sobreextender las piernas puede producir tendinosis en el tendón de Aquiles y, sobrecargas en la espalda (zona lumbar y cadera).

- Sillín demasiado retrasado: Cuando las piernas se estiran excesivamente ocurre lo mismo que si el sillín está demasiado alto, riesgo de sobrecarga en el tendón de Aquiles y en la parte inferior de la espalda.

- Manillar demasiado bajo: La altura del manillar, varia en función de la experiencia y condición física del ciclista. Una ubicación muy baja implica de forma más intensa a los músculos de la espalda y a los extensores de brazo en los cambios de peso.