VRGoZo

Urgozo Iturriko Txirrindulari Elkartea

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

La RONDE VAN VLAANDEREN

E-mail Imprimir PDF

Varios socios y amigos de Urgozo han viajado hasta Belgica para participar en la RONDE VAN VLAANDEREN, una marcha cicloturista epica y tambien una carrera clasica del peloton profesional en estos paises bajos. Esto es un relato de: David Caballero.

El fin de este viaje no era otro que acudir a realizar la cicloturista clásica de las clásicas, la RONDE VAN VLAANDEREN, o más conocida como TOUR DE FLANDES, y ya aprovechar los días para ver al día siguiente la clásica disputada por los profesionales, disfrutar del ambiente Belga donde allí el ciclismo es el deporte rey, y la bicicleta y el ciclismo se vive como en pocos sitios en el mundo.

Pero todo viaje requiere un despliegue, una organización, mas si es al extranjero, así que todo fue ponerse manos a la obra y empezar con los preparativos, pero todo esto es difícil hacerlo entre tres o cuatro, así que todo fue rodearse de gente con ganas e ilusión, así que allí estábamos ocho personas dispuestas a todo, a los que más tarde se nos unieron otros cuatro más igual de importantes formando así una expedición de 12 personas. ALASNE, EVA, IÑAKI, JOSU, MIKEL, ROBERTO, RAMON, JESUS, MARISOL, OLABARRI ANAIAK y el QUE AQUÍ ESCRIBE.

El medio de transporte iban a ser tres furgonetas que se comportaron de maravilla durante todo el viaje, con la súper Vivaro de Aldekoa, y las Californias de Josu y Jesús sería un placer viajar durante los casi 1200kms que nos íbamos a pegar entre pecho y espalda el primer día ya que es cuando estaríamos mas descansados, este día entero fue dedicado al viaje, para llegar al lugar donde teníamos situado el Hotel, en Kotrijk, donde asentaríamos nuestra base de operaciones teniendo a 50kms Brujas y Oudenaarde a 25kms. La distribución y organización fue perfecta, a grosso modo la furgoneta de Jesús fue la de la comida para los cinco días, la de Aldekoa era la de las maletas y bebidas, y la de Josu la de las bicicletas.

El Jueves Santo a las 7:10 de la mañana y tras la foto antes de partir comenzaba esta aventura, con día lluvioso y frío arrancábamos, cogíamos la A-8 dirección Donosti, para meternos en Francia hasta Burdeos, de aquí a Paris, y de aquí a Kotrijk donde pasaríamos tres noches en un Hotel, situado a unos 30kms de Oudenaarde, lugar de recogida de dorsales, y lugar de Meta de todos los recorridos. Con dudas de cómo sería el tiempo que nos esperaría por allí arriba ya íbamos haciendo cábalas de que la marcha pasada por agua sería difícil y peligrosa, pero entre ponte bien y estate quieto y tras pasar a Francia y llegar a Burdeos, para sorpresa nuestra la lluvia deja de hacer acto de presencia y el día comienza a levantar, eso sí, la temperatura solo iba para abajo, como es obvio, cuanto más arriba, está más baja.

Entre charla y charla y sin darnos apenas cuenta llegaba la hora de la paradita técnica casi a mitad de camino, aquí fue donde descubrimos que hambre no íbamos a pasar no, solo fue abrir Jesús su furgoneta y ver la despensa que allí llevábamos para pensar en esto jejejeje… Tras unas buenas tortillas de patatas y unos cuantos embutidos de categoría y tras las primeras risas todos juntos de la expedición nos montábamos en los vehículos y arrancábamos a por la otra parte del viaje. Algo de trafico en Paris al atravesarlo pero tras este ya teníamos Roubaix a tiro de piedra y junto a este Kotrijk, nuestro destino. Y eso sí, nada más bajar el frío se hacía notar pero bien, ya estábamos a cero grados de temperatura pero con día seco y despejado.

Gracias a ese Santo invento llamado GPS llegamos hasta la misma puerta del Hotel sin problema alguno. Para sorpresa nuestra el dueño del pequeño Hotel, un hombre Belga, cicloturista y amante del ciclismo nos da la bienvenida a su Hotel, habla casi perfectamente castellano con lo cual el entendernos es muy fácil. Yo creo que aquí no tenemos ninguno palabras para describir a esta persona, amable, atento, noble, buena persona, no tengo calificativos para él, desde el primer día se preocupo de nosotros como si fuéramos amigos de toda la vida. Nada más llegar en su pequeño y acogedor y calentito bar nos invito a unas buenas cervezas Belgas cortesía de la casa mientras nos hablaba del Tour de Flandes cicloturista, la cual ha hecho en varias ocasiones, así como la Paris Roubaix, nos hablaba del Tour de Flandes de los profesionales, del pave de los muros, de su grupo cicloturista de su pueblo del que es socio, nos preguntaba por el País Vasco y la afición de aquí por la bici etc. etc.…, con el nos sentíamos como en casa, muy a gusto, y él con nosotros.

Tras la cena una visita breve a Kotrijk a tomar otra cervecita ya que el pueblo estaba muy animado y animaba a ver un poquito el ambiente, así visitamos el centro de este, plagado de atracciones que donde mejor se estaba era al calorcito de los Bares con una cervecita en la mano(otras mas golosas con chocolate made in Bélgica jejeje..), así ya tocaba recogerse ya que el Viernes seria un día dedicado al turismo, recogida de dorsales etc. etc.

Amanece en Kotrijk, fría noche con 2 grados bajo cero pero que en este Hotel no se hace notar ya que es pequeñito pero muy acogedor. Llegamos a su comedor y ya nos tenía preparado un desayuno repleto de cosas y riquísimo, en la que el dueño atento como siempre nos habla y está al tanto de todo lo que nos hace falta. Nos desplazamos 50kms para pasar la mañana visitando esa bonita ciudad, lugar de salida de la marcha cicloturista larga, como es Brujas, con un día frío, muy frío, pero con un tímido sol que nos calienta lo justo pero sin gota de lluvia pasamos una bonita mañana de paseo por las bonitas y pintorescas calles de esta encantadora ciudad repleta de carriles bici, Belgas con sus bicis por la ciudad de un lado a otro etc. etc.…, cuanto tenemos que aprender. La tarde empezaba a caer, y con ella la temperatura, aun teníamos que ir a recoger los dorsales a Oudenaarde, visitar los stands allí puestos con ropa y complementos de bicicleta.

Pensaríamos seria un caos la recogida de dorsales sabiendo que íbamos a ser en la cicloturista 15mil personas, pero ni aglomeraciones ni nada, todo perfecto organizado, buenos stands con ropa y complementos, a Laiseka le reconocen algunos Belgas y le piden foto, el resto de los Flandiers que participaríamos al día siguiente en la cicloturista aprovechamos a posar junto al cartel de la marcha. El frío se hacía notar por los stands al aire libre, que a pesar de no haber lluvia alguna este hacia que nos recogiéramos pronto para el Hotel, además había que cenar y descansar para empezar a pensar en lo que ya seria a lo que habíamos venido, a participar en la marcha. Como era de esperar el dueño del Hotel se ofreció sin problema alguno a prepararnos el desayuno en varias tandas y muy pronto, así cuatro desayunaríamos a las 5:45 de la mañana, dos a las 7:45 y el resto a las 9-9:15.

Día de la cicloturista

Amanece en Kotrijk con un día esplendido pero con -2 grados y una helada elegante, tres, Alasne, Josu y el menda que participaríamos en la marcha de 256kms teníamos que desplazarnos hasta Brujas(a 50kms) para tomar la salida, mientras que Eva y Aldekoa que participarían en el recorrido corto de 80kms saldrían del mismo Oudenaarde y finalizarían en el mismo sitio, en Oudenaarde los de la larga también teníamos la Meta situada, así que los de la larga solo necesitábamos un chofer para llevarnos a Brujas, y allí estaba uno de los suportes como es Mikel para llevarnos a la salida.

Tras los consejos del dueño del Hotel de cómo afrontar la marcha larga que el ya había realizado en más de una ocasión, y tras el desayuno ciclista que nos preparo arrancamos hacia Brujas.

Con mas capas que una cebolla por los cero grados que marcaba en Brujas bajamos las bicis de la furgo, nos preparamos y encaminamos a la salida donde entre una cosa y otra, la salida era de 7 a 8 de la mañana, y tras ver a la entrada de Brujas como ya salían pelotones y pelotones de gente, llegamos a la línea de salida a las 7:50 donde nos retratamos rápidamente antes de salir y tomamos la salida prácticamente casi solos.

ver mapa

Rápidamente se hace un buen pelotón en el cual vamos bien metiditos y vamos calentando el cuerpo, aquí las marchas son marchas, es todo totalmente diferente a lo visto aquí, llevamos un chip tras el dorsal sí, pero no hay horario de salida fijo, de 7 a 8 y cada uno sale cuando quiere, se va por los cientos de carriles bici aunque vayamos 100 en un pelotón, respetando todo, la verdad es una autentica marcha cicloturista, de 15mil participantes, todos respetuosos con las normas de tráfico y circulación, no tiene nada que ver a lo que se ve por aquí y la verdad mucho tendríamos que aprender de aquella forma de participar en marchas…

Ver aqui el video de Ronde van Vlaanderen Google Earth

A lo que vamos, a la marcha en si, por delante 256kms, 18 muros donde unos 10 son con pave, aparte unos 8 tramos de pave en llano algunos de hasta 2,5kms, mucha curiosidad por cómo será esa sensación de rodar en pave, de cómo serán esos muros, y como no, como nos responderán las fuerzas en los últimos muros. Para empezar son 108kms de llano puro y duro por carriles bici hasta el primer muro o subida de 750m y en asfalto, luego ya hasta el kilómetro 148 y llegar a la zona y alrededores de Oudenaarde donde se congregan casi todo el resto de muros y donde afrontaremos a partir de aquí los 17 muros restantes es cuando "empieza la diversión".

ver perfil

Tres muros son los que imponen respeto como son el mítico Kopenberg que sería el segundo con su imponente rampa en pave al 22%, el Oude Kwaremont largo de 2,2kms en pave y en subida, y ya el último, el Paterberg con sus “solo” 360m y una rampa de 100m final al 20% que tras 240kms se iba hacer duro de verdad.  Así que tras la rodada por terreno llano de los 108kms primeros de la marcha daba comienzo el primer muro.

TIEGENBERG 750m (pendiente media 6% y máxima del 9%)

Afrontamos la primera de las subidas, todo asfaltado, carretera perfecta, arriba, como en casi todos los muros gente animando siempre, este lo pasamos como quien pasa aquí el repecho de Bedia, una rectita con pendientes sin exigencia, ya esta, el primero es historia.  Ahora por delante 32kms de llano hasta el próximo muro pero que en el transcurso de estos atravesaremos dos tramos de pave llanos, uno de 650m y otro de 230m.

Ya vamos teniendo ganas de afrontar ese primer tramo de pave, ver que sensaciones nos ofrece la bici etc.… Salimos de una calle, cruzamos una carretera y de lleno, metidos en el grueso de un gran pelotón ya estamos metidos en pave casi sin darnos cuenta, como bota la bici!! Como suenan las bicis de todo el pelotón al pasar, la verdad que si hubiera llovido hubiera sido bien diferente, pero así, en seco, fue espectacular y algo nuevo para nosotros, así dejamos este atrás, y en menos de 5kms ya estamos metido en otro de 250m que se nos hace bien cortito, así, ya quedamos estrenados en muros y en pave, solo nos queda probar un muro pero con pave y vaya si iba a llegar…., pero antes avituallamiento en un pabellón, si, en un gran pabellón habilitado para la ocasión donde entrábamos por un sitio y salíamos por otro, aquí se formo un gran embudo a la entrada y entre que los baños estaban ocupados y tuvimos que esperar (aquí multan al que pillen haciendo sus necesidades en la calle o campo) nos quedamos fríos y nos costó volver a entrar en calor para afrontar lo que nos vendría kms mas adelante…

KOPENBERG 620m (pendiente media 9% y máxima del 22%)

Llegaba el mítico Kopenberg donde normalmente en la carrera de los profesionales se suele romper la carrera o donde se puede llegar a ver a profesionales subiendo a pie.

Este muro corta la montaña y la atraviesa por la mitad, alcanzando su punto más duro cuando estas entre las dos paredes del monte, sin escapatoria del pave y donde alcanza la mayor pendiente, esos 22% brutales durante 100m. Vamos llegando y ya se va divisando la pared, pave que lo hace más dificultoso, pero por suerte sin mucha gente ni aglomeración subiendo lo que facilita el tener la carretera libre para pasar sin poner pie a tierra, si aquí se pone el pie ya no hay otra que subirlo a pie ya que es imposible arrancar. Ya estamos en plena ascensión, guardamos ese ultimo piñón para la parte más dura, ahí está, metemos el ultimo piñón, el terreno aun pide otro pero por más que damos a la palanquita de cambio no hay mas, no queda otra que tirar de riñón, a una velocidad baja en la que casi hay que mantener el equilibrio vamos superando metro a metro esta pared, un poco mas y pasamos al tramo final donde el porcentaje baja y se hace “más fácil”(15%) después de atravesar ese 22%, ya estamos arriba, paso a asfalto aaaaa!!!! La bici ya va sola, un llanito y breve bajadita empezar a encadenar casi todos los muros. Decir que entre muro y muro no hay un tramo de descanso, son todo sube bajas por carreteras mayoría estrechitas como las de aquí entre caseríos, pero muy bonitas transcurriendo por bonitos parajes de esta zona Flamenca.

STEENBEEKDRIES 700m (pendiente media 5% y máxima del 7%)

Ya estamos en otro más, con pave también, ya nos hemos hecho a este tipo de carreteras y ya poco nos asusta, así que poco a poco superamos este muro además con los ánimos de “los suportes” que allí nos estaban a pie de cuneta animándonos entre el resto de gente congregada allí. Este muro tenia la peculiaridad de que tras coronarlo venia 1km de leve descenso que no aparecía en el rutometro y nos llego de sorpresa pero con precaución y bien agarrados al manillar lo atravesamos y ya estamos de nuevo en asfalto.

TAAIENBERG 800m (pendiente media 6% y máxima del 16%)

Otro muro con pave sin demasiada exigencia salvo un pequeño tramo al 16% que superamos casi sin darnos cuenta y el cual tras llegar a un cruce y girar a izquierdas nos metemos en un asfalto lisito que en cuanto entras te parece vas en autopista jejeje…

EIKENBERG 1170m (pendiente media 6% y máxima del 10%)

Otro muro facilito pero algo más largo que el resto ya que este pasaba del Km., y eso, sobre pave, aunque parezca pocos metros es mucho, así que otro más que dejamos  atrás sin más particularidades. Ya estamos hechos al pave, a las subidas, a todo y entre charla y charla y que siempre fuimos juntos entre muro y muro y nos íbamos esperando en cada cima comentábamos como hay gente que dice que Bélgica es llano, de llano nada, es un continuo rompepiernas, recorridos ratoneros, que con el paso de los kms se va haciendo duro y las piernas lo van notando.

KAPELLEBERG 1100m (pendiente media 7% y máxima del 14%)

Otro muro “largo”, 1100m pero sin apenas dureza y en un asfalto perfecto así que bien metiditos en un grupito vamos charlando y lo pasamos sin más problemas.

VARENTBERG 800m (pendiente media 7% y máxima del 13%)

Este muy similar al anterior lo superamos entre charla y charla pero ya estamos en el kilómetro 158 y las piernas cualquier repecho ya lo van notando, por delante aun casi 100kms nos esperan con tramos y sectores de pave complicados, así que tranquilitos, a buen ritmo pero sin forzar e ir guardando para más adelante. Ahora le toca el turno a los sectores de pave, nada menos que tres, separados cada uno por 3 o 4 kms de asfalto, estos serian largos, 1860m, 1400m y 920m. Entramos en el primero, largas rectas, todo pave, vamos buscando las zonas menos botosas, incluso los arcenes donde hay tierra y polvo para descansar un poco del traqueteo, en estos sectores es Josu quien siempre nos abre camino, como disfrutamos a pesar de los botes, en la parte final del primero algún bache más gordo que otro lo hacen algo más complicado pero bien enteritos lo dejamos atrás.

Es increíble cómo se hacen de largos los metros o kms en pave, parece que no acaban pero al final todo llega a su final y... uno menos. Afrontamos el segundo con la misma tónica, Josu en cabeza y Alasne y yo a rueda, uno menos y a por el último algo mas cortito que como el resto lo pasamos sin más problemas.

MOLENBERG 500m (pendiente media 7% y máxima del 14%)

Este muro en pave es muy bonito, comienza con un paso por un estrecho puente, se mete de lleno en las faldas de la pequeña colina entre vegetación, y tras una dura rampa al 14% salimos a terreno abierto en una recta larga donde pasamos ya a asfalto y coronamos uno más, ya van ocho, por delante aun quedan diez y estamos en el km 170, las piernas ya empiezan a resentirse, no hay que descuidar la bebida y la comida para llegar bien enteros al final. Ahora llega el turno de nuevo de los sectores de pave antes de llegar al siguiente avituallamiento situado en el km 181, serán dos tramos, uno cortito de 230m y otro largo de 2300m. Estos, aun en llano, van pasando ya más que factura y ahora las fuerzas no están como al principio por lo que el traqueteo va haciendo mella en el cuerpo pero como a cabezones no nos gana nadie ahí vamos, los tres juntitos atravesando tanto el sector cortito como el largo. Ahora llega el momento de recuperarse en el avituallamiento, unos avituallamientos llenos de gofres(que ricos!!), dulces, fruta, geles, bebida isotónica, de categoría vamos!!

Tras la breve pausa, uno no se puede parar mucho ya que la temperatura es baja, rondara los 5 graditos, y es fácil enfriarse así que el tiempo necesario y volver a arrancar. Se acercan algunos de los muros más complicados por lo que lo mejor es alimentarse bien y no derrochar fuerzas en balde. En algunas zonas el viento helado, cortante, también hace de las suyas pero como son muchos los participantes y aunque en algunas zonas da la sensación de que vamos solos en otras siempre hay algún grupo donde meterse, así que a resguardo del viento en algún grupito vamos devorando kms.

REKELBERG 800m (pendiente media 5% y máxima del 10%)

Otro muro en asfalto que aquí pasaría como un repechito más pero que allí, en aquel entorno lo hace muy atractivo y bonito mientras vamos atravesando barriadas de casas pintorescas.

BERENDRIES 900m (pendiente media 7% y máxima del 12%)

Este muro no tenía ninguna particularidad ya que simplemente era una rampa en recta constante pero con un 9-10% y picos del 12% que ya se hacía agarrar a estas alturas, pero con nuestros suportes animándonos desde las furgonetas que nos iban siguiendo casi in route era un lujo.

VALKENBERG 880m (pendiente media 8% y máxima del 13%)

Un muro que atravesaba un pueblito, totalmente en asfalto, por un rato el pave nos está dando un respiro a nuestras cansadas piernas, ya estamos a punto de llegar al km 200 y todo esfuerzo se hace notar, pero ahí vamos, bien arropados entre un grupo y otro que vamos encontrando.  La tarde va cayendo y el frío otra vez se hace notar, y mucho, lo que hacia el mediodía eran casi hasta los 6-7 grados de temperatura ya se empezaban a convertir en 2-3grados, frío y viento y una nube que empezaba a asomar entre los tímidos rayos de sol. Llegaba el turno de un tramo de pave en llano, concretamente uno largo, el ultimo en llano pero de 2330m, muchos para lo cansado que va ya uno, además este es en llano primeramente, luego una leve bajadita y un repechito final que se nos agarra más de la cuenta, superado, nos quedan aun 6 muros por subir y empezamos a pensar que esto se va a hacer duro al final, es que no hay un tramo de descanso, rompe piernas total.

FOREEST 950m (pendiente media 4% y máxima del 9%)

Otro muro que “solo” son 950m que aunque no llega al km y aunque es en asfalto y apenas tiene dificultad ya castiga a nuestras piernas, hemos pasado el km 207 y el cuerpo se resiente aun del último tramo de pave, no solo en las piernas sino también en brazos y manos.

BERG TEN HOUTE 1100m (pendiente media 6% y máxima del 21%)

Subidita larga, de 1100m, llevadera al principio, asfaltada, pero un tramo puntual al 21% que como se nos agarra, todo metido, de pies y apretando fuerte para superarlo y recuperar un poco en su parte final y otro menos, ya empieza la cuenta atrás para llegar al último muro y esto nos anima aun mas.

KRUISBERG 1800m (pendiente media 4% y máxima del 12%)

Muro con pave, y de los largos, pero por suerte el pave son 800m hasta salir a una carretera ancha y asfaltada, pero el pave como era de esperar arranca en las rampas más duras en torno al 10% desde el mismo pueblito, nada, meter todo y txiri txiri para arriba rodeados de cicloturistas y de gente variopinta animando, que afición!!! Superado este llega lo inesperado, una nube tapa el sol, y sabiendo que estaríamos a un grado de temperatura más o menos justo en la cima empieza a caer pequeños copos de nieve, es lo que tienen las temperaturas bajas allí, a la mínima nieve, pero una nieve ligera, que no llega a asustar y le daba ese toque épico a la marcha, así, durante el largo descenso que este muro tenia, por carretera general, y sin dificultad alguna, vamos notando la nieve caer sobre nosotros, la cual tan rápido llego desapareció ya que el tímido sol volvió a hacer acto de presencia, menos mal.

KARNEMELKBEEK 1530m (pendiente media 5% y máxima del 10%)

Muro llevadero este salvo un tramito puntual al 10% que ya no consigue otra cosa que hacernos meter todo el desarrollo para subirlo cómodamente y no cansar mas las piernas. Superado!!! Km 232 y llega el ultimo avituallamiento, recargar agua y comida para lo último que nos llega, los platos fuertes del día, dos muros importantes que subirán, como tantos otros, al día siguiente los profesionales como son el Oude Kwaremont largo, el más largo, de 2200m en pave, y el cortito de Paterberg de 360m con esos 100m finales al 20%.  Así que a por ellos!! Un tramo de bajada para recuperar nos deja ver cómo están ya las campas preparadas para el día siguiente con pantallas, carpas, puestos de comida etc. etc.… Tras bajar giro a la derecha, carretera estrecha, otro giro mas a derechas y ahí tenemos el Oude Kwaremont  ante nosotros, penúltimo muro, mucha gente animando, hay que darlo todo!!

OUDE KWAREMONT 2200m (pendiente media 4% y máxima del 12%)

Un pave en buen estado nos da la bienvenida, las rampas iniciales son las más duras, vamos pasando gente, otros nos pasan, los ánimos del publico nos dan alas, vamos ya encendidos pensando en que esto lo vamos a acabar, fotógrafos de la organización a ambos lados de la cuneta nos retratan(como en el resto de muros, que nivel), llegamos a una barriada de casitas, aquí la pendiente da un respiro, el pave no, aun queda un km mas pero ya muy llevadero, más gente animando, que bonito!! Josu se nos ha emocionado y a tirado para adelante pero nosotros con nuestro ritmito conseguimos coronar sin más problemas, entramos en asfalto leve bajadita y repechito y a por el ultimo, esto ya esta chupado!!

PATERBERG 360m (pendiente media 13% y máxima del 20%)

Rápido dijimos chupado jejeje… llegamos al Paterberg, el que seguramente decidiría la carrera de profesionales s al día siguiente, pero ahora nos tocaba a nosotros jejejeje…, tras una bajadita estrecha y curveada y un giro a derechas nos topamos de lleno con el Paterberg y su pave, el otro día en una clásica en al tele no parecía tan empinado pero es verlo en real y intimida, nada mas entrar ya todo metido, rampon, al frente ya se deja ver esos últimos 100m al 20%, bufff bufff…cámaras automáticas que te sacaban foto a tu paso (que tecnología!!) mucha gente animando, incluidos nuestros suporters! Era curioso y admirable y todo un orgullo ver cómo nos grababan, y sacaban fotos gente que ha sido profesional como Mikel y Laiseka cuando hace años cuando competían éramos nosotros los que íbamos a animar detrás de ellos jejejeje…., esto dice mucho de cómo es una persona, eskerrik asko por esos ánimos y los del resto de suporters allí congregados que nos dieron esas últimas fuerzas para atravesar este muro.

En fin, se acerca el rampon, sentados, apretando fuerte, cada pedalada es lenta, los ánimos de la gente nos hacen crecernos un poquito ahora que vamos ya bastante tocados, pero ya no queda nada, ahí está el giro a izquierdas donde se coge el asfalto, parece no llegar nunca, un poco mas y superado!!!! Se acabaron los muros, todos son historia, historia que seguirá presente ya que estos muros son todos míticos, de toda la vida, por donde han pasado tantos y tantos profesionales en las diferentes épocas y donde se han vivido muchas de las mejores clásicas del Norte.

15kms a Meta, una bajadita y metidos en un grupito vamos medianamente bien, tan bien que agarramos las riendas de un grupo y nos ponemos a tirar en cabeza, en un repechito en un puente una mirada atrás y nos hemos quedado os tres solos, como vamos!!

Cogemos otro grupito, ahora ya toca ir por un carril bici estrecho, pero rodamos a buena velocidad, nos pasa un tándem con dos “morroskos” con buenas patas, le cogemos rueda y como nos llevan!!! A velocidades superiores a 35km/h y con viento en contra a rueda de ellos conseguimos ir bien a pesar de que en consiguen que los últimos 5kms se nos hagan algo más duros de lo normal, no dan el brazo a torcer, nosotros bien pegados aguantamos, ya está ahí la línea de meta oficial.

Esto va a llegar a su fin, gradas y vallas a ambos lados, cartel de Meta, pantalla con nuestros nombres felicitándonos, no nos lo podemos creer, HEMOS TERMINADO TRAS 256 kms una autentica clásica del Norte!!!!!!!, una de las míticas, una de las más duras, La RONDE VAN VLAANDEREN o TOUR DE FLANDES, una de esas que siempre había soñado con realizar cuando las veía en la televisión, y todo bajo esa afición de Bélgica, y la nuestra que llevábamos también como no, rodeado de amigos, y de miles de cicloturistas.

Ha sido algo muy especial, una experiencia única que recomiendo a todo aquel que pueda ir a hacerla. En total han sido casi 10h, todo el día dando pedales, pero lo que no podemos negar es que lo hemos pasado pipa!! La organización de 10!!.  Allí se viven las cicloturistas de otra manera, muy diferentes a las de aquí, la gente es muy respetuosa, no hay horarios de salida fijos, cada uno sale cuando quiere, se respetan la mayoría de los carriles bici, son marchas pensadas para todos los niveles, siempre con tres o cuatro recorridos alternativos para el que quiera hacer menos o su nivel sea menor.

No puedo olvidarme de Eva y Aldekoa que hicieron el recorrido de 83kms pero pasando por los muros más importantes, en total subieron 10 muros, y lo pasaron de maravilla, y finalizaron como unos auténticos campeones tambien, estas marchas allí son como una Bilbao Bilbao aquí pero a lo grande(15mil inscritos no  hace falta decir mas), ellos, como nosotros, también habrán vivido su experiencia personal. Como muestra unas fotos de ellos tambien...

La verdad que cuando acabas una de estas y ves como son ya solo piensas en cuando será la próxima porque aunque todos llegamos cansados ese era el pensamiento principal.

Tras las celebraciones al llegar el día estaba ya casi acabado, tocaba cenar y tomar un par de tragos para celebrarlo, pero sin alargarnos mucho ya que a la noche tocaba cambio de hora y dormiríamos menos horas, y por consiguiente menos horas de descanso, así que a descansar y al día siguiente tocaba otro plato fuerte, empaparnos de la cultura ciclista Belga y el ambiente festivo viendo a los profesionales pasar por los mismos muros que habíamos pasado en la marcha.

Nos levantamos y vamos a desayunar a las 9, el dueño del hotel tan servicial como siempre nos recibe con otro buen desayuno e incluyéndonos huevos de chocolate de pascua a modo de felicitación por haber acabado la marcha, que detallista!!!!

Tras las típicas charlas con él sobre la marcha y desayunar, nos sacamos una foto con el en la puerta del Hotel. Qué gran persona y amigo hemos dejado allí para una futura ocasión la verdad.